DISNEY ME HA ENGAÑADO

Publicado: septiembre 1, 2009 en Reflexiones

images-8

 

Que el amor entre un heteros, gays, lesbis dure toda la vida es UNA MENTIRA.

Ingenuamente creemos en ese amor que nos vende el cine, las canciones de amor, creemos en el príncipe azul con su caballo blanco que cabalgará raudo y veloz a nuestro rescate y llevarnos a nuestro castillo en el alto de la colina, viviendo felices y comiendo perdices. THE END

Hasta ahora solo han venido tipos normales en su utilitario para llevarme al apartamento de 40 m2 en el caos de la ciudad, sobreviviendo ese enamoramiento un breve tiempo. THE END

Que pena que las leyes en España no sean tan agresivas como en EE.UU, podríamos demandar a DISNEY por daños psicológicos irreparables.

Nos pasamos buscando el príncipe azul toda la vida y lo único que vamos encontrando son pequeños bufones en la corte de la vida.

images-6

Cuando hablamos entre mujeres, algunas ILUSAS piensan que “el” está “ahí”, esperando a que sus miradas se encuentren en el espacio y que comiencen a saltar corazones y suenen violines.

Mamma Mia, si tenemos que esperar a que esto suceda, mejor ir cogiendo número en el asilo mas cercano para acabar nuestro días pensando en que un día aparecerá el príncipe azul, pero en vez de llegar en un bello caballo blanco, llegará en silla de ruedas.

                                                                                                              ANGELA

Anuncios
comentarios
  1. carlos dice:

    Ciertamente, el amor no deja de ser una construcción cultural. De cada uno de nosotros depende hacer de él una experiencia única, personal e intransferible, lejos de todo tipo de impostura o convencionalismo, vengan de donde vengan. No esperemos a nuestro amado o amada en un caballo blanco, vestido con ropajes medievales y cazando unicornios… en la vuelta de cualquier esquina puede encontrarse ese alguien especial… también las flores más hermosas crecen entre el cemento de las aceras…

    Me gusta

  2. asalgueiro dice:

    En el tiempo en el que vivimos, inmersos en mil y una cosas, puede pasar ese alguien especial que como no nos manden mensajes directos ni nos enteramos.
    El amor romántico es maravillos, pero Carlos, cuanto dura?, en el cine es genial pero y si siguiera la película como sigue la vida, ya no seria un final feliz. Por eso digo que nos engañan vilmente.

    Me gusta

    • carlos dice:

      El verdadero engaño sería creer que no existe el amor porque no lo encontramos en la forma en que la cultura y la sociedad nos han vendido. ¿Un amor de cartón piedra? No, gracias. Prefiero un amor, de barro sí quieres, o de arena, de esa que el mar se lleva cuando sube la marea, pero un amor construido con mis propias manos… en ese amor sí creo. Además, cuando construyo un castillo de arena en la orilla del mar, ya sé que las olas terminarán lamiéndolo caprichosas y deshaciéndolo pero, oh, es el placer de levantarlo lo que me fascina y seduce y la vida, amiga mía, es efímera… ¿por qué no disfrutar de su provisionalidad?

      Me gusta

  3. Tuska dice:

    Huy, Angela… ¡cómo me suena tu discurso! Eso creía yo. Pero resulta que un día descubrí que SÍ: los prícipes azules destiñen, o encogen y se quedan en pitufos; pero que NO: el amor NO es efímero, dura lo que los interesados -ambos- se empeñen en hacerlo durar. Hay que ganárselo, trabajarlo, esforzarse, innovar, sorprender. Yo he llegado a la conclusión de que el amor es como un restaurante de esos de estrellita Michelin: Sí, es fácil que te fascine al principio -es nuevo, presenta platos distintos a lo que conoces, su imagen es seductora, cuida los detalles…- pero cuando vamos al mismo restaurante una docena de veces deja de tener el mismo efecto sobre nosotros. Entonces entra en juego la maestría del cocinero: Si cambia la carta, trae productos nuevos, reorganiza el comedor, hace jornadas gastronómicas… te sigue enganchando. ¿Y si no se lo curra el chef? Pues que tú te aburres, él deja de mimar sus platos a fuerza de repetirlos, tú empiezas a verle defectos que cada vez se hacen menos tolerables para su categoría y el restaurante se acaba “muriendo de éxito”. El amor es igual. Si todos fuésemos a lo largo de nuestras relaciones tan apasionados, detallistas, atentos, desinteresados, generosos -en el más amplio sentido de la expresión- como al principio de ellas, el amor sería de cuento de hadas. Pero lo que suele ocurrir es que la dejadez y/o el egoísmo entran en escena, y ya no estamos tan dispuestos a mimar a nuestra “clientela”.

    Me gusta

    • asalgueiro dice:

      Me encanta como escribes, te apeteceria colaborar en mi blog, publicando post?. Pienso que lo podrías hacer muy bien. Un beso

      Me gusta

      • Tuska dice:

        Gracias, Ángela! 🙂

        No tengo inconveniente en colaborar contigo, si tienes alguna idea estoy encantada de escucharla. Aunque la verdad es que, aparte de mis experiencias o mi visión de las cosas no tengo mucho más que aportar. ¡Pero cuenta conmigo para lo que gustes!

        Me gusta

  4. Romina dice:

    La pregunta es …SOMOS NOSOTRAS REALMENTE PRINCESAS DE UN CUENTO DE HADAS ???

    Yo hace tiempo que me sinceré conmigo misma y la autocrítica me ha dicho que no … ahora soy más tolerante con los rasgos del principe amarillo , rojo , violeta o verde …

    Me gusta

  5. asalgueiro dice:

    tuska, eso es lo que hago yo, desarrollo una idea a partir de propias o ajenas experiencias.
    Enviame el escrito y como quieres firmarlo ya que aunque esten dentro del blog de vanityvam el escrito es tuyo, ademas estoy viendo para crear pagina web propia. Te ire informando pero enviame lo que quieras publicar a:
    angeles255@hotmail.com
    Gracias

    Me gusta

  6. asalgueiro dice:

    Mi querida niña:ESTOY DE ACUERDOCON TUSCA,no contigo.Si quieres que tus plantas crezcan,tengan brillo y bonitas flores ,tendras que abonar y regar con la frecuencia necesaria.Si x la caida de una hoja,nos desanimamos” malo “o no es verdadero amor o es infantilismo.Debemos ser mas generosos y dedicar mas tiempo,imaginacion y pasion a lo verdaderamente importante.La hormiga atomica.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s