Encaja?

Publicado: noviembre 26, 2013 en Reflexiones
Etiquetas:

by VanityVam

Image

En algún momento de nuestras vidas parece y digo parece, encontramos a esa persona que nos complementa física y emocionalmente,  ya que en muchos casos se convierten  en espejismos dignos de cualquier película de Lawrence de Arabia.

Te conviertes en esa tuerca que encuentra su tornillo, no hay connotaciones sexuales pero como esto es VanityVam todo está permitido. Se van enroscando desde el primer día que empiezan a tomar contacto y todo va sobre ruedas, mejor dicho sobre aristas.

En algún momento podemos necesitar un poquito de “lubricante” cuando parece que se atasca por pequeñas cosas y simplemente con esa pequeñez ya va otra vez a toda máquina ese baile en círculo tan acompasado con un sonido perfecto.

De pronto se produce un parón brusco, una muesca del tornillo tiene un defecto de fábrica del que no nos habíamos percatado en un primer momento.

Pero con gran destreza y esfuerzo consigues que el engranaje vuelva a girar y girar otra vez con gran habilidad y ritmo.

Y así seguimos sin sobresaltos vuelta tras vuelta pero….. cachis!!, otra vez nos encontramos  otra muesca defectuosa, en esta ocasión cuesta un poquito mas solucionar el problema, no llega con el lubricante, ni con el remedio utilizado anteriormente, así que sumándole a todo ello un poco mas de esfuerzo y voluntad vuelve a girar. Esta vez de una forma mas cautelosa por miedo a empezar a girar a la velocidad aconsejada por el fabricante y tener la mala suerte de encontrarnos con otro defecto de fábrica. No se pueden correr tantos riesgos ya que la tuerca se puede dañar de forma permanente.

Pasan los días y el ritmo vuelve a sonar, se ha llegado a la perfección de rotación de ambos. si afinas el oído hasta puedes escuchar música en su movimiento.

Nada hacía presagiar que a traición, otra muesca defectuosa, esta mucho mas grande que las anteriores podría causar un daño tan grande en la tuerca.

Se hace una evaluación de daños y se contemplan distintas opciones:

1.- Retroceder para que el daño sea menor eliminando el contacto entre ambas piezas.

2.- Solucionar el defecto del tornillo y pulir cuidadosamente la tuerca para eliminar cualquier daño que se le hubiera producido, sin garantía de dejarlo como lo encontramos en un primer momento, perderá brillo.

3.- Buscar la forma de que encajen y recuperen su forma perfecta y que puedan llegar hasta el final, ya que hemos empleado tiempo trabajando para no tener que estar cambiando de tornillo y tuerca constantemente.

4.- Tenemos en cuenta si disponemos de las herramientas adecuadas?

TU QUE HARÍAS?

ANGELA

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s