Posts etiquetados ‘pareja’

by VanityVam

zapatos

Siempre me he considerado muy agradecida con todos los regalos que me han hecho. Te puede gustar mas o menos, pero siempre los he recibido con una gran sonrisa y un gracias.

Pero siempre hay una primera vez para todo y ya me he desvirgado,no en ser desagradecida, eso nunca, pero pienso que por confianza o por no se que cosa se me ocurrió decir: “La verdad es que podríamos cambiarlos por otros”, todo esto utilizando voz de duda, mirada cayendo al suelo, palmas de las manos mirando al cielo, es decir, montando el teatrillo lastimoso.

Y es que antes de nada quiero aclarar una cosa, es que no hablo de cambiar un jarrón, una batidora……nooooo, hablo de zapatos, palabras mayores.

A todo esto, en el momento de teatrillo lastimoso me encontraba frente al espejo haciendo movimientos con los pies, de frente, de lado y lo único que podía ver eran mis pies enfundados en unos zapatos y la imagen de la novia de Sheldom Cooper, los fans de Big Bang saben de que hablo, a los demás os recomiendo buscarla en google y sabréis cual era la imagen que veía reflejada en el espejo.

Ahora vamos con el regalador. Tras mi ingenua insinuación de cambio: “Pues vete a cambiarlos”. Si no continuara con la historia diríais: “Bien, es coherente”. Pero como soy así de maléfica voy a continuar la historia. Para cambiarlos tendría que hacer 145 km ida y 145 km vuelta. Mi respuesta: “No sería mejor que me los cambiaras tu, seguro que tienen página web o facebook”, lógicamente yo ya había visto en el face de la zapatería unos que me gustaban. Respuesta: “No, seguro que después te los traigo y no te van a gustar, además hemos pasado por mil zapaterías y siempre decías que te gustaban, además ayer cuando te los di, dijiste que te gustaban”, aquí añado que cuando me los regaló tenía en mi cerebro dos Cosmopolitan y 1/2 botella de Moet Chadon, así que me podrían poner los zapatos de Mickey Mouse y vería los de Cenicienta.

moet

Y no llego a entender como pude darle a entender que me podían gustar unos zapatos así. Yo, la reina de los zapatos, que me voy a comprar un pantalón y vuelvo sin el pantalón y con tres pares de zapatos a casa. A lo mejor estoy perdiendo facultades, quien sabe.

En ese momento hubiera querido tener un rayo láser y poder fulminar los zapatos con la mirada. Lo intenté pero por mas que los miraba con una concentración al 1.000%, seguían allí en la caja.

Así que opté por cerrar la caja y hacer una anotación “Abrir dentro de 25 años”.

caja

                                                                                                                                                                       ANGELA

Para Siempre

Publicado: junio 29, 2014 en Reflexiones
Etiquetas:, , ,

by VanityVam

Dos palabras, preposición + adverbio, que sólo pronunciarlas o escribirlas hace que te pase un escalofrío por todo tu cuerpo.
No porque sean mal sonantes, desagradables, ofensivas….., sino porque contienen una gran carga emocional.

Estamos en la era de no querer las cosas para siempre.
Tienes que comprarte una silla y donde vamos? … Ikea
Tienes que comprarte una camiseta y donde vamos?….. Zara

Ya no queremos que un mueble pase a futuras generaciones, ni una camiseta que nos dure tres temporadas, sale un nuevo iphone y ahí estamos a las puertas de la manzana…… Y así con todo el abanico de cosas materiales que forman parte de nuestro día a día.

Pero, que pasa con el sentimiento de Para Siempre?

20140629-122801-44881804.jpg

Encaja?

Publicado: noviembre 26, 2013 en Reflexiones
Etiquetas:

by VanityVam

Image

En algún momento de nuestras vidas parece y digo parece, encontramos a esa persona que nos complementa física y emocionalmente,  ya que en muchos casos se convierten  en espejismos dignos de cualquier película de Lawrence de Arabia.

Te conviertes en esa tuerca que encuentra su tornillo, no hay connotaciones sexuales pero como esto es VanityVam todo está permitido. Se van enroscando desde el primer día que empiezan a tomar contacto y todo va sobre ruedas, mejor dicho sobre aristas.

En algún momento podemos necesitar un poquito de “lubricante” cuando parece que se atasca por pequeñas cosas y simplemente con esa pequeñez ya va otra vez a toda máquina ese baile en círculo tan acompasado con un sonido perfecto.

De pronto se produce un parón brusco, una muesca del tornillo tiene un defecto de fábrica del que no nos habíamos percatado en un primer momento.

Pero con gran destreza y esfuerzo consigues que el engranaje vuelva a girar y girar otra vez con gran habilidad y ritmo.

Y así seguimos sin sobresaltos vuelta tras vuelta pero….. cachis!!, otra vez nos encontramos  otra muesca defectuosa, en esta ocasión cuesta un poquito mas solucionar el problema, no llega con el lubricante, ni con el remedio utilizado anteriormente, así que sumándole a todo ello un poco mas de esfuerzo y voluntad vuelve a girar. Esta vez de una forma mas cautelosa por miedo a empezar a girar a la velocidad aconsejada por el fabricante y tener la mala suerte de encontrarnos con otro defecto de fábrica. No se pueden correr tantos riesgos ya que la tuerca se puede dañar de forma permanente.

Pasan los días y el ritmo vuelve a sonar, se ha llegado a la perfección de rotación de ambos. si afinas el oído hasta puedes escuchar música en su movimiento.

Nada hacía presagiar que a traición, otra muesca defectuosa, esta mucho mas grande que las anteriores podría causar un daño tan grande en la tuerca.

Se hace una evaluación de daños y se contemplan distintas opciones:

1.- Retroceder para que el daño sea menor eliminando el contacto entre ambas piezas.

2.- Solucionar el defecto del tornillo y pulir cuidadosamente la tuerca para eliminar cualquier daño que se le hubiera producido, sin garantía de dejarlo como lo encontramos en un primer momento, perderá brillo.

3.- Buscar la forma de que encajen y recuperen su forma perfecta y que puedan llegar hasta el final, ya que hemos empleado tiempo trabajando para no tener que estar cambiando de tornillo y tuerca constantemente.

4.- Tenemos en cuenta si disponemos de las herramientas adecuadas?

TU QUE HARÍAS?

ANGELA

 

by VanityVam

El ser humano tiene un don especial para poner excusas.

Excusas laborables

Excusas con los amigos

Excusas  a tu familia

Excusas a tu pareja….

Nos pasamos los días excusándonos de lo que debíamos hacer y no hacemos y  excusándonos de lo que no deberíamos haber hecho y hacemos

Pero como este es el blog de VanityVam me voy a centrar en las excusas de pareja.

Cariño, no es que no me acordara de tu cumpleaños…. es que te quería dar una sorpresa = Ni puñetera idea

Cariño, no es que no me acuerde de ti al no enviarte whatsapp….. es que tengo mucho trabajo= No me acuerdo de ti ni un minuto al día…………….. sobre todo cuando uno sabe que ha estado conectado al WS y demás redes sociales.

Y es que queramos o no queramos en estos momentos con las Redes Sociales nuestra vida queda al descubierto ya que “inocentemente” le damos a un “Me Gusta” de una página y se descubre que…….. no estabas tan ocupado a las 11:30.

Desde mi punto de vista las excusas son mentiras y no me vale……… es que así no le hago tanto daño!!!

LAS EXCUSAS SON MENTIRAS

En la vida hay que tener “cojones” (femeninos y masculinos) para enfrentarse a lo que el otro quiere y que tu no puedes o no quieres darle e ir con la verdad por delante.

Tenemos miedo de causar daño al contrario pero no nos damos cuenta que el daño se está creando por la sensación de desapego por esas costrumbres de antaño que hoy se convierten en excusas.

“Y es que antes que el amor, el dinero, la fe, la fama y la justicia, dadme la verdad”    Thorean

Y un dicho mas cercano y familiar, el de mi madre:

“Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo”

                                                                                                                                                                                      ANGELA

 

by VanityVam

Días atrás, hablando con Fernando en 140 caracteres, es decir, tuiteando, salíó el tema del sillón, pero no un sillón cualquiera….. MI SILLÓN.

Durante muchos años fue mi medidor de afinidad con los hombres, me explico!.

Empezaba una relación y llegado el momento le invitaba a mi casa durante el fin de semana.

¡ Y ………….. momentazo de la verdad!

Si hay un lugar de mi casa donde me siento bien, no solo por lo confortable que pueda ser, es MI SILLÓN.

Es el que me espera todos los días y me dice; “Puedes relajarte y descansar, ponte cómoda y a disfrutar”.

Como podéis comprobar la relación que tengo con el, es muy especial y claro, llega un tercero para entrometerse en esta relación de complicidad y bienestar.

Yo recuerdo como era la escena: Yo en mi salón de pie observando a mi pareja sentado en el sillón, pensaba: “No pega nada con mi sillón”. Solo podía imaginar a esa persona día tras día ahí, sentado en mi sillón rompiendo la complicidad entre MI SILLÓN y YO. Solo podía pensar en que nunca me llegaría a sentir tan a gusto compartiendo MI SILLÓN con el, como en mi confort en soledad.

Se que suena algo frívolo, pero ha sido una realidad en mi vida durante muchos años y un gran medidor de como iba la relación, mientras dos se recuestan en la misma dirección……… todo va bien, ahora ya, cuando uno dice me voy para el otro lado que estoy más cómodo………. malo, algo empieza a fallar!!

PD:Hace un año que comparto MI SILLÓN y que a gusto estamos los tres!!!1

ANGELA